La espera.

La espera.

¿Y qué me pasa? No lo sé. Siento algo que es un malestar interior y a la vez una felicidad enorme. ¿Cómo puede ser? No lo comprendo.

Qué voy a saber yo del amor, porque debe ser esto. Haberla visto una vez y esa vez sentir tanto… que lo único que quiero es volver a verla, y la espera es mortal.

También está presente esa incertidumbre de temer el sentir mucho por ella y que ella no sienta lo mismo por mí, aunque de momento parece que sí. No quiero contárselo a nadie. Soy de esas personas que piensan que se puede gafar. Supersticiones mías, pero mejor no arriesgar y en este caso si arriesgo no gano nada, puedo quedarme igual o perder, conque mejor no narrar mis sentimientos hacia ella, nada más que a ella, aun cuando tampoco decirle todo. El misterio tiene su morbo y su desazón.

Me ilusiono tan rápido, que lo paso mal porque las cosas no pueden suceder tan deprisa. Mas igual de rápido que me ilusiono, dejo de hacerlo. Olvido, si se puede llamar así, deprisa. Más bien no recuerdo, que el pasarlo mal se va enseguida, no obstante, nada se olvida, como digo con eso sólo no se recuerda. Se puede olvidar, sin embargo, es un procedimiento más tardío, mas el resultado es quizá mejor.

Obviando este último párrafo en el que me pongo a elucubrar, el tema de este post es que no sé si sentirme bien o mal, el no saber cuándo la voy a ver y qué va a pasar me mata, pero el hablar con ella a todas horas, hace que sienta más cada minuto… Que sí, puede que sólo la conozca desde hace tres días, pero alguien me dijo que no buscara el amor, que llega solo y parece ser que este es el caso, me aferro a esa idea.

Me hace sentir tan bien cuando hablamos. Es tan guapa, tan sencilla, tan lista, deportista… qué más podría pedir, no obstante, si que hay algo, volver a verla. Si llevo dos horas sin hablar con ella y estoy ansioso por ello. Esto no puede ser bueno.

Albergo alguna esperanza de que lea esto, y si no lo hace es porque me da vergüenza que lo lea, y como ya he dicho la incertidumbre tiene morbo y desazón.

Anuncios

Disfruta y lucha con y contra el tiempo.

Disfruta y lucha con y contra el tiempo.

En la vida hay que saber percibir los pequeños momentos para darse mera cuenta de que son los más alegres. Nadie nos ha dicho que trate de planear el siguiente movimiento. Todo surge. Dado que si tienes todo calculado y se da el fatídico caso en el cual te falla un plan, te derrumbas y no debe ser de dicha manera. Cuanto menos buscas algo, lo hallas por  solo, viene, las cosas llegan, a su debido tiempo. El tiempo es muy buen amigo, arregla los enfados y hace que llegue la persona idónea y el plan correcto.
Lamentarás aquellos ratos vagos en tales que no viviste por querer hacer lo que estaba regido, mas sino arriesgas, ¿cómo sabes si puedes ganar? No lo sabes. Hay que arriesgar, atreverse a desafiar al mundo, y con más inri a uno mismo.
Todo aquél que encuentra es porque ha tenido la paciencia de saber esperar. Quieres hallarlo a modo de que para con la realidad sea menos abrumadora, no obstante, es la calidad de la espera y no el no buscar lo que determina el éxito. Con ello quiero decir que, vale, aguardas, pero si lo haces con mucha ansia, es tan malo como si buscas. Aun cuando si buscas con una tranquilidad instalada, será factible.
Las reglas están para romperse. Las barreras para saltarlas y la vida para disfrutarla. La única discrepancia que podemos añadir a esto es que “siempre se tarda más al ir a un sitio que al volver.”

http://m.youtube.com/watch?v=FmOslQYDN-g

Atracción física y personal.

Atracción física y personal.

La gente dice que hay que saber ver el interior de las personas, y no fijarse en el exterior, en el físico. En mi opinión, son unos putos hipócritasunos cínicos. Lo primero en lo que te fijas de una persona que ves por la calle es en su apariencia y atractivo, porque no creo que pienses 《Ay, tiene que ser súper maja.》 Me parece y por ello reitero, que piensas lo guapa y buen cuerpo que tiene. Al ver eso tú te acercas y luego decidirás si salir con ella o no por su personalidad, pero lo que te ha condicionado a aproximarte a esa persona, es su porte, aspecto, facha…

Todo esto lo hago poniéndome de ejemplo a mí, pero para llevarlo al ámbito de una chica sólo tienes que cambiar el género.

A mí la persona interior me importa mucho. Si me gusta eso, habiendo socavado el nivel del físico, tendría una relación. Mas si solamente me gusta físicamente sería para un simple lío.

Esto de conocer gente por Internet te supedita a conocer mucho lo de dentro y que después lo de fuera te dé igual. Yo soy el primero que lo apoyo, sin embargo, también el primero que si luego en persona no me gusta, saldría corriendo.

La jodienda de toda esta parafernalia que he contado, es tal que guapas y majas no encaja. Quizá haya en alguien que sí, pero encontrar a esa persona es muy difícil. Los guapos se lo tienen muy creído y se les sube. Y lo que les gusta es tener gente que esté por ellos y acumular líos sin condición.

Muy buena persona te puede parecer alguien, reírte con ella y pasártelo bien, pero si no te pone, es decir, no te atrae físicamente, lo que tenéis es una simple relación de amistad. Aunque ahora el concepto “mejores amigos” para muchos signifique “me la tiro cuando quiero.”

La moraleja es que hay que saber combinar las dos cosas, no obstante, no exijas todo eso si tú no lo das.

Estar enamorado y/o amar.

Estar enamorado y/o amar.

¿Hay edad para enamorarse? ¿Dónde está escrito que en la adolescencia no podamos enamorarnos? Si está escrito en alguna parte, querría saberlo. Porque yo pienso, y por ello recalco, reitero y replico que da igual si tienes 15 o quizá la edad de 45 años, si encuentras a esa persona por la que darías la vida, estás enamorado.
¿Existe alguna diferencia entre “estar enamorado” y/o “amar a alguien”? Hago inciso en el “y/o” ya que puede que muchos piensen que sí que hay una diferencia entonces utilizaríamos el “o” dado que tú, zum Beispiel (por ejemplo), piensas que sí existe una clara diferencia, por tanto o amas a esa personas o estás enamorado de ella, pero no las dos cosas. Una vez que socavas el nivel, los que están por debajo no significan nada, si en el que ahora mismo te hallas es el más superior, es el que tiene el poder. Y si tú razonas, que no existe discrepancia entre ellas utilizamos “y” dado que tú opinión plantea, que si amas, estás enamorado.
Por terminada la teoría pasemos a la reflexión. Mi opinión alega que sí, hay una distinción. Estando en la fase de proco, yo pienso que puedes amarla, no obstante, no enamorarte. Yo soy el proco de esa chica, y no he tenido una relación, por ello pienso que necesitas mucho más que un simple beso y dos quedadas para enamorarte, aun cuando con ello puedes amar.
Éste es mi ahondamiento. Muchos pensaréis que se puede enamorar sin tener algo serio, o que a mi edad, en la adolescencia, no puedes enloquecer por alguien, mas yo digo que sí. Aunque yo nunca me he enamorado.
A todo esto hay algo que no tiene que pasar desapercibido, no se dejan los amigos por el amor, ni el amor por los amigos.

Filosofía de entendimiento.

Filosofía de entendimiento.

Dichos y refranes que significan muchas cosas. Hay que aprovechar todo lo que te venga en la vida, ya que no hay mal que por bien no venga.
Como bien dije los amigos son muy importantes y el que te quiere te hará llorar. Pero también está el mal amigo que es como la memoria; cuando más falta te hace, te falla. Los amigos si no los buscas en la alegría, no los pidas en la desgracia. Hay que cuidarlos mucho, y si nos enfadamos con ellos, debe arreglarse porque: amigo reconciliado, enemigo doblado.
Mientras haya vida hay esperanza. Sin embargo esta esperanza no se puede tener, puesto que todo lo quieres, todo lo pierdes. Aún cuando la esperanza sigue y quién la sigue la consigue, y sino es tal, ajo y agua.
Todo en esta vida es muy crudo, no hay rosa sin espinas. Las promesas por escrito porque el “ya veremos” no sirve de nada, ya veremos dijo un ciego, y nunca vio. Por dicho esto, la palabra es plata y entonces el silencio oro.
Habrá mucha gente a la que por muy hija de puta que sea, le sale todo bien, mas a todo cerdo le llega su San Martín. Para entonces muerto el perro, se acabó la rabia. Estos consejos son muy útiles y quien no los oye, no llega a viejo. Ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio es malo.
Poderoso caballero es don Dineros, que todo lo puede, hasta el mundo mueve. Y si desnudo nací, y desnudo me hallo: no pierdo ni gano. Cada uno habla de algo según el interés que tenga y lo que saque. No obstante, aunque la mona se vista de seda… mona se queda. Y jamás pronuncies: “De este agua no beberé.”
Un clavo saca otro clavo, lo más enfático es que tu eres la única que hizo mella mayor que el Golden Gate. Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. Atento: en caso de duda, no determines, cosa alguna. Una cosa siempre clara, tal como, cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar. A lo hecho, pecho y al mal tiempo, buena cara. Y a todo esto digo que quien ríe el último, será porque no ha entendido el chiste.

Olvidar.

Olvidar.

Tan complicado es olvidar. Para no tener que olvidar pudiera ser mejor no recordar. Ya lo dijo Pablo Neruda: es tan corto el amor y tan largo el olvido.
Demasiado corto fue para mí, aunque muy especial que aun habiendo pasado tres meses siga recordándola. Yo sé, que si encuentro a otra podré olvidarla por fin, pero no es tan sencillo. Si es de donde tú vives, te hará poco caso, y en la gran suerte de dar con una que sí te hace caso, será de donde tú no vives. Cuando se te muestra tal tesitura, ¿qué eliges? ¿Te curras la de tu ciudad? ¿Haces una locura y te desplazas por la otra? ¿Y si llegas y resulta que no es como esperabas? Gran cantidad de preguntas que me asaltan… todas sin respuesta, claro. Bueno quizá alguna sí tenga repsuesta, sólo hay que saber buscarla.
La jodienda, que es el no saber olvidar. Qué suerte tiene la gente que sabe hacerlo, en serio, esa facilidad. Quizá sea que son fuertes por fuera, que tienen una coraza y por dentro no están tan bien como aparentan.
Sólo atribuyo, que olvidar no es nada fácil. Yo en el amor nunca he olvidado, me sigue haciendo daño, desde la primera hasta la última. Está por descontado que no con la misma intensidad, vale, sin embargo, y alegando que el querer olvidar por el método de sustituir, sea no más que un error, dado y dicho que si tal sustitutivo te falla, tanto dolor a la espalda, y como digo, yo de olvidar no sé una mierda. Por eso tengo tanto miedo de querer de más a alguien.
Qué suerte tienen las personas con mala memoria de verdad. Para tales casos viene bien. Porque así no te acordarías de todo y todas las personas con las que has estado y echas de menos, aun cuando ellas a tí te echen de más. Las personas no cambian, pero puede que la vez que te fallaron era únicamente porque se despistaron y realmente no son así, hay que dar segundas oportunidades. Un día querrás tú una más, y quizá no la tengas y sabrás lo mal que se pasa. Todo se puede arreglar, sino ¿de qué iban a existir las bodas de oro?
Y hago frente a los problemas que vaya a conllevar soltar tales acusaciones sobre mí. Pero no deberían aparecer, conque prosigo con ello.
Puede, y sólo puede, que prefiera amar sin conocer, querer sin motivo. Teniendo motivos, hacen que olvidar sea más difícil. Te encuentras con algo que hará que te recuerde a ella, harás algo que teníais en común, y piensa por tan sólo un instante, que eso no pasaría si tú no la conoces. Que a esto no se le puede llamar querer, y mucho menos amar, mas en contraposición por propia experiencia, no tienes que plantearte siquiera el olvidar, sólo sucede.
Así que a partir de ahora, voy a amar, aunque no sea amar, sin conocer, porque demasiado dolor siento ahora mismo. Pena que sea esto lo que te dije que un día me inspirarías a escribir y no otra cosa con mucha más felicidad.
Escribo porque me gusta y así puedo expresar mis sentimientos, sin que nadie deba reírse de mí. No lo hago para que tú lo leas y hacerte sentir mal, sino para sentirme yo mejor sin una intervención tuya.
No tengo más que decir, nada más que poder expresar. Podría sólo hacerlo con un beso, pero algo no pasa si dos no quieren.