Tan complicado es olvidar. Para no tener que olvidar pudiera ser mejor no recordar. Ya lo dijo Pablo Neruda: es tan corto el amor y tan largo el olvido.
Demasiado corto fue para mí, aunque muy especial que aun habiendo pasado tres meses siga recordándola. Yo sé, que si encuentro a otra podré olvidarla por fin, pero no es tan sencillo. Si es de donde tú vives, te hará poco caso, y en la gran suerte de dar con una que sí te hace caso, será de donde tú no vives. Cuando se te muestra tal tesitura, ¿qué eliges? ¿Te curras la de tu ciudad? ¿Haces una locura y te desplazas por la otra? ¿Y si llegas y resulta que no es como esperabas? Gran cantidad de preguntas que me asaltan… todas sin respuesta, claro. Bueno quizá alguna sí tenga repsuesta, sólo hay que saber buscarla.
La jodienda, que es el no saber olvidar. Qué suerte tiene la gente que sabe hacerlo, en serio, esa facilidad. Quizá sea que son fuertes por fuera, que tienen una coraza y por dentro no están tan bien como aparentan.
Sólo atribuyo, que olvidar no es nada fácil. Yo en el amor nunca he olvidado, me sigue haciendo daño, desde la primera hasta la última. Está por descontado que no con la misma intensidad, vale, sin embargo, y alegando que el querer olvidar por el método de sustituir, sea no más que un error, dado y dicho que si tal sustitutivo te falla, tanto dolor a la espalda, y como digo, yo de olvidar no sé una mierda. Por eso tengo tanto miedo de querer de más a alguien.
Qué suerte tienen las personas con mala memoria de verdad. Para tales casos viene bien. Porque así no te acordarías de todo y todas las personas con las que has estado y echas de menos, aun cuando ellas a tí te echen de más. Las personas no cambian, pero puede que la vez que te fallaron era únicamente porque se despistaron y realmente no son así, hay que dar segundas oportunidades. Un día querrás tú una más, y quizá no la tengas y sabrás lo mal que se pasa. Todo se puede arreglar, sino ¿de qué iban a existir las bodas de oro?
Y hago frente a los problemas que vaya a conllevar soltar tales acusaciones sobre mí. Pero no deberían aparecer, conque prosigo con ello.
Puede, y sólo puede, que prefiera amar sin conocer, querer sin motivo. Teniendo motivos, hacen que olvidar sea más difícil. Te encuentras con algo que hará que te recuerde a ella, harás algo que teníais en común, y piensa por tan sólo un instante, que eso no pasaría si tú no la conoces. Que a esto no se le puede llamar querer, y mucho menos amar, mas en contraposición por propia experiencia, no tienes que plantearte siquiera el olvidar, sólo sucede.
Así que a partir de ahora, voy a amar, aunque no sea amar, sin conocer, porque demasiado dolor siento ahora mismo. Pena que sea esto lo que te dije que un día me inspirarías a escribir y no otra cosa con mucha más felicidad.
Escribo porque me gusta y así puedo expresar mis sentimientos, sin que nadie deba reírse de mí. No lo hago para que tú lo leas y hacerte sentir mal, sino para sentirme yo mejor sin una intervención tuya.
No tengo más que decir, nada más que poder expresar. Podría sólo hacerlo con un beso, pero algo no pasa si dos no quieren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s