La primera mitad de la vida nos la arruinan los padres, la segunda mitad los hijos. Así que tenemos dos opciones, la primera: te emancipas antes y tienes los hijos más tarde para vivir un poco, o bien: echas a los hijos antes de casa, en cuanto cumplan los 18 sean cuales fueren las condiciones, los echas.
Se te puede presentar otra diatriba, la de no tener hijos, ya que la de no tener padres es más complicada. Sí, es verdad, puede que no los tengas, bien. Pero no cantes victoria, no te jactes, que habrá algo que también te lo arruine, llámalo X o quizá X ², mas lo habrá.
Yo aún sólo puedo opinar de la primera “arruinación” que bueno, al principio los quieres mucho, en la adolescencia los odias y crees que solamente quieren estar en contraposición de todo lo alentador, sin emabrgo, más tarde te das cuenta de que no es así, que lo hacen porque saben más de la vida y quieren ayudarte. Ya en tu época adulta los quieres y sabes que te han dado todo lo que tenían para que tú pudieras tener un porvenir próspero. Y lo posterior es lo peor, conque no voy a hablar de ello.
Para terminar, finalizar, lapidar o como queráis llamarlo voy a decir que, saca el mayor partido de todo, lo único que arruina todo son los profesores, aunque si lo analizas muchos son padres. Estamos perdidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s